Mi diario como Reno Sweeney

Un personaje que no puedo dejar ir.

1460252_533084810112314_963189036_nPor: Lety Casarín

Después de haber presentado la primera función de Anything Goes decidí que quería darle un enfoque especial a este reportaje, ya había hecho previamente una nota sobre la obra aprovechando el espacio para difundir, planeaba hacer entrevistas con el elenco, pero por prisas de todos no pudieron dármelas, únicamente el director. Así que me vi obligada a contar mi propia historia de lo que fue para mi personificar a esta diva de los bares en Nueva York en los años 30.

Reno Sweeney es la protagonista del musical Anything Goes, es una cantante de los mejores bares y clubes de Nueva York y siempre que canta predica sobre el “Señor” como buena evangelista que es, sin embargo ella tiene una doble moral que se desenvuelve a lo largo de la obra en el Crucero S. S América.

Tuve la oportunidad de por primera vez tener un papel protagónico en un musical, cuando me lo dieron no pude más que sentirme emocionada y a la vez apanicada, pues este papel implicaba un reto muy grande, el más grande que se me ha presentado. No implicaba únicamente llevar la batuta de la obra, sino que tenía que tener un gran peso actoral, vocal y lo que fue más difícil aún un reto dancístico; bailar tap.

Muerta de miedo y enorgullecida acepté el reto, totalmente agradecida por la confianza que pusieron el director y los productores al darme ese papel, trabajé durante nueve meses, los cuales por un momento se me hacían eternos, tediosos y no veía el momento en el que fuera a lograr darle vida y honor al papel que me habían asignado. Fue entonces cuando dos semanas antes de estrenar todo empezó a tomar sentido para mi y el personaje y yo empezamos a ser uno mismo.

He de confesar, que me tomé muy en serio el reto desde el punto en que necesitaba tener presencia, ser más diva, caminar como una y aprender a caminar en tacones. Fue así que decidí empezar a personificarme yo misma usando tacones casi diario para poder ir entrando en papel y tomar confianza.

Así fue como comenzó mi preparación para tomar forma y darle vida a la diva neoyorquina, finalmente el día llegó la fecha tan esperada en mi calendario se hacía presente: 23 de noviembre. Muy temprano y con los nervios de punta pisé por primera vez ese escenario como Reno Sweeney, el seguidor me deslumbra, la increíble sensación y adrenalina de saber que estás a segundos de que se abra el telón, la incertidumbre por descubrir cuántas personas estarán afuera esperando verte, cuántos vienen para verte y cuántas personas nuevas que te conocerán. Sin más espera, el momento llegó, respiré profundo y salí a escena con las manos temblándome no hice más que darme cuenta que ya no había marcha atrás que el escenario era mío y yo era de él.

Sin darme cuenta, la función ya había terminado, esa es la magia del teatro es tan inmediato, apenas lo estás saboreando cuando te das cuenta que ya se fue, no se puede regresar, tampoco detener o adelantar, es fugaz e irrepetible. No vuelve a ser igual.

Sólo quedaba esperar al siguiente día para volver a pisar el escenario y disfrutarlo todavía más, porque esa sería mi segunda y penúltima función. Una vez más confirmé la magia del teatro; se saborea y desparece en un abrir y cerrar de ojos.

El día pasó volando, sin darme cuenta ya tenía cientos de pasadores rodeando mi cabeza para fijar la peluca güera que mi personaje usó y de un momento a otro la tercera llamada ya se había dado, con un público maravilloso y aplausos que me estremecieron mi cuerpo se llenó de satisfacción al saber que por dos horas pude regalarle al público lo que más disfruto hacer y ellos me lo regresaron con risas y aplausos. El salir de la función y que haya habido gente con lágrimas en los ojos, fue todo para mi.

Por fin llegó, el tercer y último día. Mil sentimientos y emociones encontradas. Tanto tiempo preparando Anything Goes y en un fin de semana, el más emocionante que he tenido en mucho tiempo, se fue volando sin que me diera cuenta. El teatro lleno la luz del reflector cegándome y la gente aplaudiendo fueron suficientes motivos para que yo rompiera en llanto de emoción.

Mucha gente dice que el ambiente de teatro y actuación es muy pesado porque hay mucha competencia.  Mi experiencia personal es que yo encontré a mis mejores amigos que hoy considero mi familia en el escenario. De todos ellos aprendí y creo que ellos aprendieron de mi. Yo no creo que haya habido competencia, todo lo contrario en la compañía en la que yo estoy todos nos hemos apoyado e involucrado para que cada uno brille cuando tiene que hacerlo.

No encontré mejor pretexto que este lugar para compartir mi vivencia con Anything Goes. Con la esperanza muriendo al último, sólo puedo desear que este fin de semana no sea el final de esta puesta en escena, tanto trabajo tiene que ser visto por mucha más gente, creo que tienen que ser testigos del talento y el alma que se deja en el escenario con esta obra.

Yo no estoy lista para despedirme de Reno Sweeney.

A continuación una breve entrevista al Director de la Obra y un slideshow de fotos promocionales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

One Comment to “Mi diario como Reno Sweeney”

  1. Lety, Reno Sweeney siempre vivirá en ti! Trabajaste demasiado para lograr lo que pude ver el fin de semana pasado. Eres una gran actriz y el hecho de que Moonface Martín, pudiera cantar ‘Friendship’ con una Reno como tu, hizo que valiera la pena todo el esfuerzo. Quiero agradecerte por haber formado parte del cast y darme a conocer lo bien que se siente dar vida a un personaje difícil de dejar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: