Espías vecinos.

Por: Marianne Zapata Fuentes, Allan Feder Huymans

Durante los últimos meses se han visto innumerables primeras planas de todos los noticieros del mundo, centrados alrededor del caso Snowden y sus consecuencias. Para México, esto había sido una inconveniencia cualquiera, sin consecuencias permanentes en su relación con los EEUU; sin embargo, después de las revelaciones que conciernen al ex-presidente Felipe Calderón, y al actual presidente Enrique Peña Nieto, sobre el espionaje digital enfocado en sus mensajes de texto e emails, México tomó cartas en el asunto y exigió no una explicación sino, una investigación a fondo sobre el tema.

El caso Snowden nos remonta meses atrás a lo que es considerado como el robo de información confidencial más grande de la historia reciente de los EEUU. Esta información revelaba una red de espionaje por parte de los EEUU tan extensa que se veía presente en varios gobiernos (sobre todo europeos), empresas privadas, y ciudadanos americanos.  Gracias a su colaboración con el Guardian, periódico respetado y de alto nivel profesional, Snowden se aseguró de divulgar toda la información sobre el tema que el había encontrado o con la cual se había topado durante su trabajo como analista en la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en Ingles). Hoy en día, Snowden, es un fugitivo de la ley norteamericana, ya que ésta busca juzgarlo por traición a la patria, por lo mismo, muchos gobiernos se rehusan a concederle asilo político, y por tanto debe vivir huyendo y escondido.

Entre otros, los gobiernos que se han visto afectados por la red de espionaje aparentemente sancionada por el presidente norteamericano Barack Obama, son: los rusos bajo el mandatario Putin, los franceses tanto ciudadanos como diplomáticos (dentro del recinto de las Naciones Unidas), los brasileños y su compañía petrolera Petrobras, la canciller alemana Angela Merkel, y sin lugar a dudas México tanto en el sexenio pasado bajo Calderón, como en el presente sexenio bajo Peña Nieto. En total, Snowden le reveló al Guardian que la NSA espió las llamadas telefónicas y hackeó el sistema confidencial de más de 35 líderes mundiales.

Recientemente Snowden filtro documentos a la revista alemana Der Spiegel, la cual se encargó de publicar su investigación en torno a estos. Los documentos pertinentes son de octubre del 2010 en los cuales la NSA señala que su equipo TAO (Tailored Access Operations) obtuvo el control del la cuenta de e-mail presidencial, del entonces mandatario Felipe Calderón, a través de una operación denominada “Flatliquid”. Dentro de los mismos documentos se describe la importancia que tiene este logro para la NSA, ya que gracias a este acceso se podría entender el funcionamiento interno de las ramas diplomáticas, económicas y políticas de México. Sin embargo, esta no es la primera vez que EEUU es sorprendido por información potencialmente dañina a su relación con México, ya que en septiembre la cadena brasileña de televisión “TV Globo”, reveló que la NSA había espiado al entonces candidato a la presidencia Enrique Peña Nieto en el verano del 2012. Peña Nieto, presidente para cuando salió a la luz esta información mando a llamar al embajador norteamericano pero restringió su reacción a una petición oficial de una investigación del caso. Las relaciones diplomáticas entre México y EEUU nunca habían estado tan tensas, y después de la revelación de Der Spiegel, las cosas solo se pondrán peor.

Los medios han jugado una íntegra parte del escandalo Snowden y sus subsecuentes consecuencias. Sin embargo, es importante señalar que los medios de comunicación a los cuales ha acudido Snowden como portavoces de éstos documentos, han sido todos no-americanos, lo cual hace evidente tanto una falta de confianza por parte de Snowden, al igual que una falta de objetividad tras las revelaciones propiciadas por el mismo. Hoy el tema de conversación en cuanto a materia de relaciones exteriores en EEUU no es la violación de la confianza de México, ya que a éste lo deja a un lado y le da prioridad a asuntos Europeos. Angela Merkel, hizo saber su grave inconformidad respecto a la invasión de privacidad por parte del gobierno de los EEUU un “supuesto aliado y amigo”. Los medios norteamericanos más respetados como el Washington Post y el New York Times, están concentrados en disfrazar la situación política y de relaciones exteriores, de forma que justifican al gobierno ante el pueblo y la audiencia, manipulando la información y haciendo un “framing” a su favor. La forma de presentar los hechos en cuanto a Alemania, al agregarle pinceladas editoriales como hablar de Angela Merkel como nacida en Alemania Oriental Comunista, solo hace que pierdan credibilidad ante sus lectores y audiencia. Los pequeños detalles que dejan escapar de México hacen alusión a una serie de sucesos en el pasado lejano (los cuales ya no deberían de tener importancia), y que por otro lado estaban sancionados por “altos mandatarios del gobierno nacional”; es así como justifican los medios las acciones tomadas por parte de EEUU en territorios ajenos y soberanos.

Los jugadores clave de este caso han sido hasta el momento: Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, y Barack Obama; quienes han hecho saber, a través de sus cuentas de Twitter, lo que piensan acerca de la situación. Por un lado, el ex presidente Felipe Calderón, ha hecho evidente su descontento y enojo ante una violación de privacidad, tanto de un individuo como a una nación, de esta magnitud y por parte de un aliado/vecino. Ha hecho un llamado a las autoridades mexicanas correspondientes a que haya una investigación adecuada y a fondo que nos permita llegar a la verdad y a la justicia. Por otro lado, el presidente Peña Nieto, y el presidente norteamericano Obama, se han declinado a hacer mención o reconocer la existencia de esta crisis a través de esta red social.

Las relaciones entre México y EEUU están en un punto muy tenso, ya que los oficiales mexicanos no pueden tolerar una violación a su soberanía nacional tanto por respeto a la patria como por legalidad (ya que la constitución protege nuestra soberanía y esto es un ataque a ella). La relación no podrá tolerar un golpe más de este calibre por lo cual es necesario apaciguar la situación cuanto antes, lo cual ambos gobiernos parecen estar haciendo. La falta de hostilidad evidente en los medios de comunicación por parte de las cabecillas actuales de ambos gobiernos sugiere una importante discusión enfocada a mejorar la situación y hacer más estrecha la relación de ambas naciones.

Anuncios

2 comentarios to “Espías vecinos.”

  1. Es una nota muy interesante, retoman bien las consecuencias que ha tenido el caso Snowden y lo explican muy bien y sintetizado, creo que es muy importante estar al tanto de las consecuencias que tendrá el espionaje internacional realizado por EUA a nivel mundial y también internamente con sus ciudadanos.

  2. Obviamente esto está marcando un precedente. La ONU debería de utilizarlo para poder hacer leyes internacionales en las cuales se aplique un castigo severo para el país que esté espiando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: